domingo, 6 de junio de 2010

Hundimientos siembran pánico entre la población

La Conred se comprometió a enviar a un experto pero nunca llegó. Vecinos entregarán una petición al alcalde Álvaro Arzú exigiendo que Tu Muni tome medidas urgentes para evitar una catástrofe.

L. Reynolds/M. Del Cid

Fuente menor Fuente normal Fuente grande
Ampliar imágen EP Foto: Jesús Alfonso Los vecinos de la zona 6 conviven con agujeros que han surgido en el área que habitan.

“Como a las siete y media de la noche comenzó a tronar y se abrió el hoyo. El aire que salió levantó la lámina. Cuando comenzó a tronar más llamamos a los vecinos de abajo para que se fueran”. Así es como Arnoldo Gómez recuerda la noche del 29 de mayo, cuando en medio de la tormenta Agatha se produjo un hundimiento en una vivienda en la 15 avenida y 7a. calle de la zona 6.


Simultáneamente, a un kilómetro de este sector, apareció el enorme agujero de Ciudad Nueva, zona 2, que engulló una maquila, dos vehículos y dos personas.


Arnoldo Gómez levanta unas tablas de madera que han sido colocadas encima del agujero para mostrar la cavidad, de unos 6 metros de profundidad y 2 de diámetro. Alrededor de esta, la tierra, todavía saturada por las recientes lluvias, se está desprendiendo.


Gómez y su familia están pensando en mudarse como ya han hecho otros 3 inquilinos del sector.


A unas 3 cuadras, en la 16 avenida y 6a. calle, María Ricarda Huertas, no logra conciliar el sueño desde que apareciera un agujero en el patio de su casa, bajo la pila, unos 2 meses antes de que se produjera el de Ciudad Nueva.


Varios vecinos del sector dicen que las paredes de sus casas tiemblan con el paso de los vehículos pesados y que han escuchado fuertes ruidos provenientes del suelo como los que se reportaron antes del hundimiento en el barrio San Antonio, zona 6, en 2007.

Colapsan los colectores

Los vecinos del sector creen firmemente que el hecho de que el hundimiento de la zona 6 se haya producido al mismo tiempo que el de Ciudad Nueva es más que una coincidencia.


Oswaldo García, otro vecino, explica que existen 14 pozos colectores, construidos en 1978, que captan las aguas residuales de las zonas 2 y 6, las cuales desembocan en Tierra Nueva, Chinautla, y el río Las Vacas.


“El hundimiento del barrio San Antonio ocurrió donde estaba el último de los pozos. En Ciudad Nueva había otro y aquí en la esquina está el séptimo pozo”, dice señalando la vivienda de Gómez.

Conred no llega y Tu Muni se desentiende

Los vecinos de la zona 6 han organizado un comité con unos 500 integrantes con el objetivo de hacer presión a las autoridades para que envíen a un experto que evalúe la situación y determine si es necesario evacuar el lugar.
Ayer, la Coordinadora Nacional para la Reducción de los Desastres (Conred) se había comprometido en enviar a un especialista, pero no llegó.


Cuestionado al respecto, Alejandro Maldonado, director de Conred, aseguró que se realizarán estudios geológicos del área y pidió “calma a la población”.


Los vecinos tampoco han obtenido respuesta por parte de la municipalidad capitalina por lo cual firmaron una petición exigiendo que la comuna “tome las medidas necesarias y urgentes para evitar una catástrofe mayor”.


elPeriódico trató de consultar a la vocera de la comuna capitalina, María José Salas, pero no contestó las llamadas.