viernes, 4 de junio de 2010

Dos mapas ilustran rutas de colectores peligrosos

GUATEMALA, viernes 04 de junio de 2010

SECTOR VULNERABLE. Deterioro en la red de desagües habría causado que se hicieran hoyos en sectores del barrio San Antonio, zona 6, y Ciudad Nueva, zona 2.

Nacional

Dos mapas ilustran rutas de colectores peligrosos
Sistema de drenajes que va en paralelo a la Calle Martí podría colapsar y ocasionar más hundimientos.
Expertos señalan que la falta de mantenimiento por parte de la Municipalidad capitalina aumenta el riesgo.

Manuel Hernández
mhenandez@sigloxxi.com

ASÍ LO DIJO

“Cada uno de los colectores colapsará, ya que no se les ha dado mantenimiento en 32 años”.

Maximiliano García | Ingeniero Civil
Los mapas de la Municipalidad de Guatemala, durante la administración del alcalde Manuel Colom Argueta, ilustran las rutas de los colectores peligrosos que han ocasionado hundimientos en el barrio San Antonio, zona 6, en 2007, y en Ciudad Nueva zona 2, el 29 de mayo pasado.

La comuna capitalina de aquel entonces elaboró el Plan de Desarrollo Metropolitano denominado Esquema Director de Ordenamiento Metropolitano (EDOM) 1972-2000, en el cual se incluyó la construcción de un sistema de colectores en la capital.

No se construyó toda la red, pero el llamado Gran Colector del Poniente sí se materializó, comenzando “a inmediaciones del Cementerio General” y concluyendo en la zona 6. El colapso de parte de este sistema de colectores que pasa paralelo a la Calle Martí, sería el causante del hundimiento en la zona 2 y en el barrio San Antonio.

La red incluye 27 colectores con diámetros de hasta 4.5 metros y una estructura rectangular de 14.6 metros cuadrados, con una longitud aproximada de 55 kilómetros (vea: Sector vulnerable).

El presidente del Colegio de Ingenieros, Jorge Mario González, explica que por falta de presupuesto los drenajes se hicieron “combinados”, para agua pluvial y agua servida, pese a que los ingenieros de aquella época ya habían estimado que no se darían abasto. Por esta razón “creyeron conveniente elaborar puertas de salida, las cuales, con el tiempo, fueron obstaculizadas con arena o tierra, sin que la Municipalidad llevara un control del mismo” (lea: Descartán más cavernas).

El trayecto del sistema con problemas se extiende como una vena que inicia en la zona 3, atraviesa la Avenida Elena hasta llegar a la finca El Zapote, en la zona 2; allí vira a la derecha hasta llegar al barrio San Antonio y gira unos grados a la izquierda para desembocar al río Las Vacas.

La distancia entre el hundimiento de la zona 2 y el de la zona 6 es de un kilómetro y medio, en línea recta y, según el ingeniero Maximiliano García Guzmán, en dicho trayecto hay no menos de 13 colectores los cuales podrían colapsar.

“Cada uno de los colectores colapsar, ya que no se les ha dado mantenimiento en 32 años”, explicó el profesional, quien reprochó la indiferencia de la comuna capitalina.

Drenajes, sin control

El ingeniero Iván Aris, con trayectoria profesional en la construcción en edificios grandes, señala que la Municipalidad de Guatemala no cuenta con un registro de los colectores y drenajes existentes en la capital.

Cita como ejemplo que “al momento de construir un edificio en la calzada Roosevelt se pidieron los planos para determinar por dónde pasaba un colector, pero la Municipalidad indicó que en dicho lugar no existía colector alguno. Haciendo un estudio propio se pudo localizar, a pocos metros del lugar, la existencia de un colector”.

Aris señala que sin un buen mantenimiento a los colectores, pueden colapsar en cualquier momento.

El alcalde Álvaro Arzú fue cuestionado ayer por la falta de mantenimiento en los colectores, pero negó que este sea el caso y señaló que el estudio de la Conred, que pide a la comuna evaluar el sistema de drenajes ,contiene “mentiras” (lea entrevista en página 4).

RECUADRO
DESCARTA MÁS CAVERNAS
Según datos preliminares del estudio que realiza la Coordinadora Nacional para la Reducción de Desastres (Conred), en los alrededores del agujero de la zona 2 no hay evidencia de más cavernas, “lo cual podría indicar que el problema está confinado a las paredes del hundimiento”, explica el geólogo David Monterroso, quien refiere que los datos son preliminares. Anoche, en una reunión con vecinos, el subsecretario ejecutivo de la Conred, Juan Pablo Ligorría, indicó que rellenar el agujero podría tomar un mínimo de ocho meses. Los vecinos urgieron soluciones y solicitaron un mapa al funcionario para saber cuáles son las áreas que no pueden habitar.

clic acá para entrada original