lunes, 14 de abril de 2008

Sismo de 6.1 grados



Casa afectada durante el terremoto de 1976.
Esta propiedad se ubica en nuestra colonia.


La noche del lunes 14 fuimos sorprendidos por un sismo de 6.1 grados. El epicentro fue localizado 73 kilómetros al sud-sudeste de Escuintla, en Guatemala.

Más información del seísmo en la página de Agencia Reuters:
http://lta.reuters.com/article/domesticNews/idLTAN1541488520080415


Recomendaciones ante sismos:

Antes de un sismo

Establecer un plan de emergencia sísmica para el lugar.
Ubicar y señalizar zonas seguras o libres de riesgo.
Designar responsables para cortar los servicios de agua, gas, luz y otros suministros.
Disponer de luces de emergencias, linternas y radio a transistores.
Verificar periódicamente el funcionamiento de puertas y portones.
Señalizar y mantener libre de obstáculos las vías de escape.
Establecer un plan de emergencia familiar.
Participar activamente del funcionamiento del plan de emergencia sísmico.


Durante el sismo


Tener calma y proceder de acuerdo a lo establecido en el plan de emergencia.
No permanecer en lugares donde existan objetos cuya caída pueda provocar accidentes.
No salir a balcones bajo ninguna circunstancia.
No usar ascensores.
Si se encuentra en un local con aglomeración de personas (autoservicios, templos, cines, etc.), permanecer en el lugar y aplicar las medidas de protección. No acudir inmediatamente a la salida.
Ser solidario con los semejantes frente a la emergencia.


Después de un sismo


Intentar resolver los problemas inmediatos; la ayuda puede tardar en llegar.
Verificar si hay heridos y practicar los primeros auxilios.
No caminar descalzo, ni a oscuras.
Controlar que no haya pérdidas de agua, gas y electricidad.
Observar si el edificio esta deteriorado y actuar, en consecuencia, de manera ordenada.
No usar, salvo casos de extrema necesidad, el teléfono, vías de transporte y servicios públicos.
No encender fósforos, ni conectar llaves eléctricas. Utilizar linternas a pilas o baterías para iluminarse.
Estar informado a través de cualquier medio, ya que puede recibir noticias y recomendaciones importantes.
No propagar rumores infundados.
Obedecer las instrucciones del personal encargado de manejar la emergencia sísmica.